Las mujeres somos de otro planeta

Las mujeres somos de otro planeta

El autor JOHN GRAY, escribió el libro titulado “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”, en mi opinión uno de los textos más acertados en cuanto a la diferencia de genero se refiere, definitivamente las mujeres somos de otro planeta, nuestro sexto sentido, capacidad de lógica y demostraciones de afectivas, funcionan en una sincronía diferente a la del hombre.

Una mujer tiene la capacidad de sentir el dolor ajeno, para nosotras, el mundo es un sitio lleno de posibilidades, desde pequeñas, tenemos la capacidad de ejecutar más de una actividad a la vez, y muchas veces no logramos entender las incapacidades del sexo opuesto en cuanto al multi task (tarea) se refiere.

Cuando una mujer abre su corazón, regala acceso a su único y exclusivo mundo, progresivamente, otorga llaves a cada una de sus puertas, la puerta del miedo, la ternura, las inseguridades, los sueños y puntos débiles, pero, llegar allí no es fácil y lleva consigo una responsabilidad, que puede resultar muy pesada para algunos, si bien es cierto cualquiera puede lograr esta hazaña, el privilegio puede ser arrebatado en cualquier momento y sin previo aviso.

Cada mujer tiene límites y leyes diferentes auto establecidas, una vez que los mismo son sobrepasados, entonces, el trabajo es completamente agotador para recuperar el lugar previamente establecido y estas leyes, claro están aplica para ambos sexos.

Definitivamente las mujeres somos de otro planeta, en el cual los gestos y las señales son un medio de comunicación eficaz pues las palabras directas no son la primera alternativa. Para una mujer el lenguaje corporal es fácil de leer, al estar en un medio determinado, tenemos la capacidad de adelantarnos a los hechos y proporcionar las herramientas que otra persona (sea hombre o mujer) puedan necesitar para ejecutar una determinada labor.

Nuestro sexto sentido, puede indicarnos tomar una ruta alternativa ese día, entender la lejanía en la cual vive nuestra pareja, identificar oportunidades, destrezas estas que no posee nuestro amado sexo opuesto.

En el maravilloso planeta de la mujer, los sentimientos y momentos se viven con toda la intensidad del caso y es completamente apropiado demostrarlos.

Las mujeres somos de otro planeta, pero nuestra inteligencia y capacidades nos han permitido adaptarnos, no solo eso, además hemos logrado comunicarnos y enseñar a una raza completamente diferente y necesaria, somos el pilar de la familia, el orgullo de nuestro padres.

En definitiva somos la maravillosa raza de otro planeta.

Imagen cortesía de http://blog.nataliacartolini.com/algunos-seres-alla-afuera-pueden-estar-escuchando/, todos los derechos de autor.

Anuncios
La mujer inmigrante de mi país

La mujer inmigrante de mi país

En el diccionario inmigrar esta definido como “aquellas personas que llegan a un país para establecerse en el sin ser originario de este”.

Pero Inmigrar siempre lleva consigo una definición mucho más amplia, generalmente servida con una dosis alta de agallas y si le sumas el ingrediente de ser mujer, obtienes una pizca de estrógeno y la diversidad de la mente.

Quizás en mucho países y para muchas personas la palabra inmigración, solo sea asociada con la sección de migración de un aeropuerto en las vacaciones familiares, pero en mi país, es la respuesta que muchos encontramos como vía de escape, que a su vez representa la posibilidad de salir adelante y lograr la tranquilidad de vida que muchos merecemos.

En mi humilde opinión solo puedo narrarles la historia poniendo como punto de partida dos características relevantes, el hecho de ser MUJER e INMIGRANTE.

Todo comienza con una maleta empacada con sueños y esperanzas, en la otra mano un pasaje que significa la salida y la posibilidad de “lograrlo”, ¿Lograr qué?, la respuesta común en ese momento, ¡Lo que sea!, pero en un entorno de optimismo y oportunidades, en medio de la conmoción, las despedidas no hacen esperas y las lágrimas asoman siempre al ver un rostro conocido.

Pero debo confesar que toma al menos dos meses entender como funciona el mundo real, la sensación puede ser comparada con la simple acción de empezar a caminar, debes conocer el abanico de posibilidades que realmente ofrece cada ciudad, desde la oportunidad de adquirir alimentos importados y nacionales, hasta la capacidad de cambiar el dinero a la codiciada moneda estadounidense en una casa de cambio.

Y luego que tu mente asimila las maravillas que comparte el mundo, miras al rededor y entiendes que ya no están las mismas personas para compartirlo contigo, reflexionas y te percatas la distancia enorme entre tus seres queridos, pero lo peor es darte cuenta que ellos continúan con los ojos vendados ante una realidad que solo puede ser comparada con una de las más tenebrosas fantasía.

Una mujer, nunca olvida esos rostros que formaron parte de su crecimiento y vive día con día la imagen y la agonía de aquellos que siguen atrapados en un país en quiebra, recuerda con alegría y nostalgia la misma sangre que corre por sus venas, pero que se encuentra en un trozo de tierra y en una bandera diferente.

La mujer inmigrante de mi país, sufre al ver dibujado un tricolor con más de siete estrellas y llora en la distancia, las vidas perdidas en los intentos fallidos por conseguir la libertad, nosotras drenamos por nuestras venas valentía, amor y añoranza por todo aquellos que nos vimos obligadas a dejar.

Inmigrar para otras, no es lo mismo que para la mujer de mi país, ellas no piensan en los zapatos o el esmalte a guardar en la maleta, se piensa en todo lo que no cabe en ella, porque no solo dejan atrás un pasado sino que en muchos casos nunca podrán pisar esa tierra, mientras este rodeada del color rojo al que tanto aprendimos a odiar.

La mujer inmigrante de mi país no olvida, pero sueña y añora un futuro que aunque no ve real, lo siente.

Las mujeres inmigrantes de mi país son simplemente grandes, hermosas y valientes.

Homenaje a todas aquellas mujeres que abandonaron nuestro tricolor por el deseo de lucha y superación con el cual han sido criadas y por cuya sangre se mezcla el indio venezolano y el extranjero.

Imagen cortesía de https://www.solocruceros.com/blog/informacion-antes-de-hacer-un-crucero/, todos los derechos de autor.

Mirada al mundo

Estefanía se encontraba sentada en la mesa de la cafetería, únicamente se enfocaba el ver el horizonte que proporcionaba la inmensa vidriera y detallaba la gente al pasar, casi como examinándolos, en un juego de ser “detective” y encontrar una particularidad en cada uno de los escenarios.

Ella, Estefanía, un amor que jamás imagine encontrar pero que sin saberlo robaba cada día un poco de mi corazón y yo con plena consciencia de todo se lo permitía, la dejaba que me sumergiera en su mundo, tomaba su mano y caminaba a su lado, tan a la par, sin preocupaciones, el único pensamiento que me acompañaba en esos lapsos de tiempo era la felicidad de saber que hoy se encontraba a mi lado y lo feliz que era de haberla tenido en mi camino.

¿Qué haces?, ¿A quién espías? Le pregunte.

A la vida misma, me respondió con suma calma mientras se llevaba la taza de café caliente a la boca.

A la vida.

Juan, dijo ella en una voz tenue y calmada mientras seguía mirando la calle.  Cuando nos detenemos a ver a nuestro alrededor entramos en contacto con la vida misma, nos humanizamos ante las realidades del otro, sentimos compasión, compartimos felicidades, somos capaces de ser uno con un ajeno.

Subí mi ceja e hice un gesto que le dio a entender no entendía una sola palabra de lo que ella decía.

Entonces me miro y dijo, hagamos un ejercicio para que entiendas a que me refiero.

¿Ver aquella mujer sentada en la calle con una niña en sus brazos pidiendo dinero?

Si, dije. Una de las tantas desempleadas del país dispuesta a parir y parir sin accionar, sin reaccionar y conformándose con lo poco que le dan.

Eso podría ser cierto de manera superflua, pero también hay mucho más que ver en ese cuadro, mira como la mayoría de las personas que pasa frente a ella la mira con desprecio, no solo a ella sino también a su hija, imagina el impacto que tiene esa niña sobre sus hombros al ver día a día un mundo tan hostil, tan indiferente, tan lleno de odio, que lejos de hacerla crecer orgullosa de lo que es siembra el rencor innecesariamente.

Me hizo pensar en ello unos cuantos segundos.

Su voz interrumpió el silencio diciendo, ahora no todo es malo, mira la ansiada que está sentada en esa mesa y disfruta de la sonrisa que lleva al ver como su nieta le cuenta la aventura que tuvo hoy en el colegio. Simplemente escúchala.

Miramos con ternura a la niña en la mesa contigua a la nuestra y escuchamos el relato que le contaba a su abuela.

Niña: Me miro y me quiso tomar la mano.

Abuela: ¿Qué hiciste?

Niña: Le dije que no. Levantando su dedo índice para hacer una señal de alto y con un gesto firme, lo más firme que se podía en una niña de seis años.

Porque le dije primero hay que preguntarle a Papá, no podemos ser novios sin preguntarle.

Abuela: Sonrió.- Eso me parece muy bien.

Niña: Y sí, porque las cosas o se hacen bien o no se hacen abuela, eso dice mi mamá y si de verdad me ama entonces hablará con papá.

Fue inevitable que soltáramos una carcajada en conjunto con la abuela, quien nos miró y compartió el momento de felicidad con nosotros.

Estefanía me miro y dijo ves como la felicidad puede ser compartida con otros, cada instante Juan que nos detenemos a mirar realmente nuestro alrededor podemos sorprendernos, porque entonces somos capaces de darnos cuenta que seguramente nuestros problemas no son los más graves, pero por sobre todo que es un mundo en el cual si lo permitimos podemos dar paso a otros en nuestras vidas, aunque sea para dar una mirada y robar una sonrisa.

Imagen cortesía de http://www.freejpg.com.ar/free/info/100007652/mujer-mirando-por-la-ventana, todos los derechos de autor.

Por Mariangel Vitos.

Primeros Encuentros por Card Orson Scott

El libro de primeros encuentros (la saga de Ender) escrito por Orson Scott Card, resultó ser por demás interesante, si bien es cierto es este solo el comienzo de una importante secuelas de libro o el preámbulo a las mismas, debo decir que este autor logro capturar mi atención.

Este tipo de literatura (ficción) nunca me había resultado particularmente interesante en especial porque cuando de ficción se trata siempre he apuntado a temas que lleven consigo la suma de algún tópico espiritual, pero he quedado particularmente sorprendida y agradecida por demás pues siempre disfruto de una buena lectura.

Si bien he leído la versión en español, la narrativa expuesta es bastante fresca, la descripción de los ambientes y personajes es clara pero a la vez permisiva dando ese espacio al lector de hacer uso de la imaginación.

La versión que he leído sumaba además unas ilustraciones al estilo comics a las cuales también aplaudo pues de manera sutil exponían escenarios en los cuales aportaban a la imaginación, sin pasar a lo excesivo, pues para mí fue la cantidad justa y necesaria.

Ahora cuando se habla de la trama como tal, es toda una explosión de sentimientos, pues contempla suspenso, romance, acción, haciendo al lector revivir todos y cada uno de los capítulos en carne propia y todo en justa medida.

Para concluir debo decir que lo recomiendo a todos aquellos que les guste sumergirse en literatura fresca y con una trama por demás interesante, les aseguro que quedarán con la idea de un próximo bocado y buscando (tal como ahora lo hago yo) el primer libro de todo una saga.

En este libro encontrarás el inicio y todas las “estrategias” que han sido creadas para que Ender (el protagonista de la historia) se convirtiera en lo que es hoy.

Cuéntanos tus experiencias al entrar en el mundo de Ender y en las palabras de Orson.

Uno por Richard Bach

Juan Salvador Gaviota es un clásico de todos los tiempos y Richard Bach es el escritor de la misma, pero para mi sorpresa un día me encontré hurgando los libros de una tienda de libros usados, una acción que se ha convertido para mí en un canal de relajación, así que de forma mística me gusta pensar que el libro correcto simplemente llegará a mis manos y me sorprenderá, es en ese instante de tiempo donde descubro cada vez más autores que me resultan por demás encantadores.

Si bien en mi adolescencia me topé con la experiencia de leer el libro de Juan Salvador Gaviota, una historia que por demás me resultó inspiradora, nunca me había dado a la tarea de buscar otras obras que este autor tuviera, sin embargo, en uno de esos días de escudriñar entre libros usados encontré uno de sus libros UNO.

Tome el libro pensando que aunque no me gustará demasiado no podría ser malo pues ya sabía me gustaba el estilo literario del autor, pero SORPRESA no solo me gusto el libro ME ENCANTÓ, tiene magia, romance y suspenso, es una historia única que pienso abre la mente a pensar en una posibilidades infinitas de opciones.

Aunque debo incluirles una merecida advertencia, no es para todos, es una literatura que muestra temas relacionadas a vidas en otros planos por lo cual si eres del tipo de persona que abraza una religión o se reserva el derecho de soñar en que todo el universo tiene un propósito diferente, entonces este libro no es para ti.

Se ha convertido sin dudarlo en uno de mis libros favoritos, el género de este libro es ficción pero incorpora elementos que para mí tienen un poderoso atractivo a la hora de leer como es el caso de la espiritualidad, el amor y el destino, esta mezcla de ingredientes dan como resultado una trama encantadora llena de sorpresas y con un mundo de reflexiones.

Espero te atreves a explorar el destino en UNO con Richard Bach, así como yo lo he hecho. Siéntete libre de comentar tus experiencias de lectura con esta maravillosa obra.

Ubuntu por Stephen Lundin y Bob Nelson

Ubuntu es un libro lleno de enseñanzas, es un relato de como la cultura africana puede ser implementada en los procesos organizaciones de las empresas en función al crecimiento y las buenas prácticas sin embargo lo tras polo a una filosofía más profunda a una conciencia del ser por ayudar a los demás y en consecuencias obtener beneficios comunes.

Este libro escrito de la mano de Stephen Lundin y Bob Nelson resulta una ventana a un mundo de posibilidades y de retrospectiva con respecto a nuestros comportamientos en la vida cotidiana, desarrollado en una narrativa suave, fácil de digerir pero con un amplio aprendizaje.

La profundidad de las enseñanzas del libro será completamente proporcional al análisis realizado por el lector, pues la literatura como tal es presentada en escenarios frescos y de forma sencilla, quizás es esto lo que más me ha cautivado del libro esa capacidad de exponer temas que pueden ser tan compleja en un marco único, sencillo y por sobre todo aplicable.

El libro como tal se desarrolla en medio de una fábula con personajes que sufren y vives las problemáticas reales de la vida y que buscan logran el trabajo en equipo y desarrollar ese sentimiento de humanidad y respeto que suele perder el ser humano a medida que crece.

Te invito a leerlo y explorar todo lo que Africa a través de Ubuntu tiene para enseñarte.

Muchas vidas, muchos maestros Brian Weiss

Este artículo ha sido difícil  de elaborar, pues creo la subjetividad estará a flor de piel en cada una de mis palabras, Brian Weiss es uno de mis escritores favoritos y pude “enamorarme” de sus libros mediante esta obra maravillosa llamada “Muchas vidas, muchos maestros”, pues en ella no solo se expone la realidad que ha descubierto en cuanto a espiritualidad sino además entra en ese debate interno de mostrar al mundo todo lo que ha descubierto sin dejar a un lado sus conocimientos y pensamientos científicos que han sido parte de él desde que comenzó a estudiar la psiquiatría y los cuales han sido su premisa al llevarlos a la práctica.

Todo comienza con su paciente Catherine quien mediante una sesión de hipnosis comienza junto a su Psicoterapeuta Brian un descubrir de sus vidas pasadas, este libro en especial a mí logró abrir una ventana hacia “teorías” que yo manejaba de vida, aunque debo confesar no es un libro para todos y puede que para muchos genere controversias no obstante para mí ha sido simplemente cautivador.

La versión que me he leído está en español y me ha gustado por demás las descripciones realizadas, me ha encantado la manera en la cual ha tomado cada situación dejando espacio al suspenso y contando toda la verdad que se hacía presente en ese momento.

Para aquellos apasionados por la espiritualidad que creen en las reencarnaciones o simplemente buscan respuesta, siento este es el libro indicado.

Disfrútenlo, medítenlo y vívalo en su máxima expresión.

No olviden dejar sus comentarios.